El Síndic de Comptes incluye en su «lista negra»


La Vall d’Albaida aparece como la mancomunidad con el mayor déficit presupuestario de todas las entidades comarcales valencianas
El informe que el Síndic de Comptes acaba de presentar en las Corts Valencianes pone en evidencia las limitaciones de Lina Insa y Filiberto Tortosa, del PP, como gestores públicos. Tanto el Ayuntamiento de Ontinyent como la Mancomunitat de Municipis de la Vall d’Albaida, presididas por Insa y Tortosa, aparecen en la “lista negra” de la Sindicatura de Comptes por sus elevados déficits presupuestarios.


Según el informe del Síndic de Comptes, en el que se amonesta al equipo de gobierno por presentar los datos fuera del límite legal, el Ayuntamiento Ontinyent terminó el ejercicio de 2008, el primero completo de Lina Insa en el gobierno municipal, con un remanente negativo de tesorería de -2.797.853 euros, mientras que la mancomunidad de la Vall d’Albaida, bajo la presidencia de Tortosa, acumuló un agujero contable de -1.780.088 euros, el mayor de su historia y de todas las entidades comarcales de la Comunitat Valenciana. Además, según se especifica en el informe presentado en las Corts Valencianes, en Ontinyent el resultado presupuestario ajustado de ese año se cerró también en cifras negativas. En concreto, la gestión de Lina Insa al frente del ayuntamiento derivó en un desfase de -1.430.842 euros. La mancomunidad de la Vall d’Albaida alcanzó un balance negativo de -117.462 euros.


La oposición socialista ha lamentado “la pésima imagen” que Ontinyent ofrece con tantos números rojos y ha destacado que “mientras el anterior equipo de gobierno liderado por el PSPV-PSOE dejó 6.000.000 euros en caja, el PP de Lina Insa sólo nos va a dejar deudas y una tristeza infinitiva por cuatro años perdidos”. Torró considera que estas cifras del Síndic de Comptes dejan tanto a Lina Insa como a Filiberto Tortosa con “sus vergüenzas gestoras al aire” y muestran que “peor no se puede gestionar un ayuntamiento como el de Ontinyent”, ha destacado la concejala socialista Rebeca Torró, quien ha relacionado este incremento “desmesurado” de la deuda y del déficit con “una alocada gestión caracterizada por el incremento desmesurado del gasto corriente y de personal” y a la “marginación que sufre Ontinyent por parte del Consell que obliga al ayuntamiento a gastar fondos propios en muchos servicios que debería estar financiándolos la Generalitat”.


La concejala socialista ha recordado que hace unos meses presentaron un decálogo de propuestas para reducir en un millón de euros los gastos corrientes del Ayuntamiento de Ontinyent, “pero Insa hizo lo de siempre: en lugar de atender las propuestas, las descalificó y sacó a relucir su malhumor permanente”.


Según el informe del Síndic de Comptes, en el que se amonesta al equipo de gobierno por presentar los datos fuera del límite legal, el Ayuntamiento Ontinyent terminó el ejercicio de 2008, el primero completo de Lina Insa en el gobierno municipal, con un remanente negativo de tesorería de -2.797.853 euros, mientras que la mancomunidad de la Vall d’Albaida, bajo la presidencia de Tortosa, acumuló un agujero contable de -1.780.088 euros, el mayor de su historia y de todas las entidades comarcales de la Comunitat Valenciana. Además, según se especifica en el informe presentado en las Corts Valencianes, en Ontinyent el resultado presupuestario ajustado de ese año se cerró también en cifras negativas. En concreto, la gestión de Lina Insa al frente del ayuntamiento derivó en un desfase de -1.430.842 euros. La mancomunidad de la Vall d’Albaida alcanzó un balance negativo de -117.462 euros.


La oposición socialista ha lamentado “la pésima imagen” que Ontinyent ofrece con tantos números rojos y ha destacado que “mientras el anterior equipo de gobierno liderado por el PSPV-PSOE dejó 6.000.000 euros en caja, el PP de Lina Insa sólo nos va a dejar deudas y una tristeza infinitiva por cuatro años perdidos”. Torró considera que estas cifras del Síndic de Comptes dejan tanto a Lina Insa como a Filiberto Tortosa con “sus vergüenzas gestoras al aire” y muestran que “peor no se puede gestionar un ayuntamiento como el de Ontinyent”, ha destacado la concejala socialista Rebeca Torró, quien ha relacionado este incremento “desmesurado” de la deuda y del déficit con “una alocada gestión caracterizada por el incremento desmesurado del gasto corriente y de personal” y a la “marginación que sufre Ontinyent por parte del Consell que obliga al ayuntamiento a gastar fondos propios en muchos servicios que debería estar financiándolos la Generalitat”.

La concejala socialista ha recordado que hace unos meses presentaron un decálogo de propuestas para reducir en un millón de euros los gastos corrientes del Ayuntamiento de Ontinyent, “pero Insa hizo lo de siempre: en lugar de atender las propuestas, las descalificó y sacó a relucir su malhumor permanente”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s